foro azulgrana/blaugrana: Segunda entrega de los relatos del Concurso Literario Deportivo

lunes, 6 de abril de 2009

Segunda entrega de los relatos del Concurso Literario Deportivo


Segunda entrega del Concurso Literario Deportivo.

Hoy presento a los siguientes relatos:

C- "EL PENALTI" de Lola Piera.
D- "MIS COMIENZOS EN EL VOLLEYBALL" de Marilia Sevilla.

Gracias por vuestra participación.


C- "EL PENALTI" de Lola Piera.

Se fue arrastrando los pies hasta el arco. Se pondría bajo los palos y esperaría a que le fusilase el artillero.
Así se debe sentir un condenado a muerte – pensó – pero yo no fumo, así que no hay último cigarrillo.
Recorriendo esos once metros recordó como le pegaba patadas a un balón en aquel descampado y como siempre había sido portero. Era el más alto de los amigos. Y tapaba más hueco.
Le vino a la memoria el dolor que le producían los guijarros cuando, en alguna estirada para parar el esférico, se le clavaban estos en el costado.
Pero de eso, ya distaba una vida.
La grada era un rugido. Si paraba la pelota, campeones del Mundo.
No oía a nadie ni a nada, sólo su corazón desbocado que tamborileaba… Pum, pum pum. Litros de adrenalina regaban sus células.
Llegó a la línea de gol. La marcó con la puntera de la bota, a modo de ritual litúrgico. Se dio la vuelta y ahí estaba su rival, dispuesto a hacer que pasara a la historia épica de los perdedores.
Le miró a los ojos.
Cabrón, tírala por la izquierda – iba pensando mientras escupía a sus manoplas.
El delantero dio unos pasos hacia atrás para tomar impulso. Empezó a correr y chutó con toda el alma.
Voló como un halcón, como una rapaz enfebrecida tras la pobre presa.
Se la había lanzado por la izquierda y sus puños despejaron la pelota por la línea de gol.
Se quedó en el césped, callado, mientras notaba el peso de sus compañeros que le sepultaban bajo una montaña de abrazos.
Ha merecido nacer por vivir este momento- se dijo a sí mismo.
Y consideró que era el hombre más afortunado del Planeta.

D- "MIS COMIENZOS EN EL VOLLEYBALL" de Marilia Sevilla.

Desde pequeña he tenido claro que quería jugar al volleyball. Yo tenía apenas 9 años cuando mi prima me llevó a uno de sus entrenamientos de volleyball. Me gustó tanto que a los 15 años ya estaba en un equipo de chicas. Un día nuestro entrenador nos dijo que nos había apuntado a un campeonato. Al fin parecía que aquello iba en serio. Encontramos un patrocinador que nos hizo los uniformes, azules y verdes. Nuestro nombre “Las Guardianas”, empezó a escucharse. Ganamos los primeros partidos, uno tras otro. Nuestro entrenador estaba orgulloso de nosotros, pero a la vez nos exigía más. Dedicábamos más horas a entrenar, horas que teníamos que sacar de las de estudio. A mis padres eso no les sentó muy bien y hablaron con el entrenador. No podía perder tantas clases ni podía seguir suspendiendo. Pero nosotras ganábamos cada partido, y la euforia que sentíamos compensaba las broncas que nos llevábamos en casa por los suspensos.
Así hasta que estuvimos cerca de los exámenes finales. Un día llegué a entrenar y faltaban dos chicas, al siguiente otras dos, y a los dos o tres días fui yo misma la que no pude ir a los entrenamientos. Mis padres, al igual que el de las otras chicas, se habían impuesto al volleyball para que estudiáramos.
Me pasé todo el fin de semana metida en casa sin comprender porque me hacían esto, por qué me quitaban todo cuanto quería. Sin comprenderlo aún me puse a estudiar y a estudiar y aprobé los exámenes. Y fue entonces cuando lo comprendí.
Ahora tengo 25 años y entreno a un equipo de chicas. Nunca llegué a ser una figura del volleyball pero hago lo que me gusta, sin tener que privarme de nada más. No hay que obsesionarse tanto con los deportes hasta el punto de dejar lo demás de lado (los estudios, los amigos, la diversión…). Hay tiempo para todo, solo hay que saber administrarlo.

Saludos. VISCA EL BARÇA!

Si esta es tu primera visita, o no quieres perderte ninguna entrada, considera suscribirte al Feed RSS de este blog. Gracias por tu colaboración.
En la próxima entrada, la previa del FC Barcelona-Bayern de M. Un pequeño adelanto: Lucio es baja.

11 comentarios:

Assumpta dijo...

Llegits també!! :-))

Sílvia dijo...

Hola Assumpta!
Merci :)
Sílvia

Nicolás dijo...

Muy buenos ambos relatos. Felicidades por la iniciativa Silvi y tambien por la victoria del Barcelona, claro.
Un saludo.

www.dalepelota.blogspot.com

Miquel dijo...

Ànim amb el curs, sembla ser una molt bona iniciativa. Felicitats!

miguel diaz dijo...

Estupendos relatos. Lástima que el cabreo que me produce el juego de mi equipo no me permita escribir nada que no lleve parte de "bilis".

Como siempre, Silvia, recibe un aplauso por tus originales iniciativas. Son un soplo de aire fresco a estas alturas de la temporada.

un abrazo. miguel

Diego T.S dijo...

Me han encantado los relatos.El del Penalty es muy realista,seguro que Casillas se sintió así ante Italia,aunque de una manera más difrente,porque no era la final del mundo.

Saludos Silvia!


ALMERÍA ES SENTIMIENTO (Pinche aquí para ver)

Attakinsky dijo...

Este relato de "El penalti" que bueno está. Sin mentirte, me pareció que de pronto iba a empezar a recordar alguna situación similar en el pasado (tal vez cuando niño) muy al estilo de García-Marquez.

http://www.cule100x100.com/

Airrel dijo...

Muy buenos relatos, en especial me ha gustado la manera de narrar del primero, con tantos detalles del presente y del pasado que parece que te hagan viajar a ese campo durante unos segundos.
A ver si más tarde me leo los de días anteriores :P

Saludos.

Sílvia dijo...

Hola Nicolás, Miquel, Miguel Díaz, Diego T.S, Attakinsky y Airrel!
Gracias por pasaros.
Vuestra colaboración es imprescindible para el concurso literario.
Saludos. Nos leemos.
Sílvia

fernando dijo...

Muy buen nivel. Además, es digno de elogio saber decir mucho en pocas palabras. Lo bueno y breve, dos veces bueno que decía Baltazar Gracián. Un abrazo.

Sílvia dijo...

Hola Fernando!
Los relatos están muy bien. Debemos agradecérselo a sus autores.
saludos. hasta otra.
sílvia