foro azulgrana/blaugrana: Volviendo la mirada al pasado

miércoles, 1 de junio de 2011

Volviendo la mirada al pasado


En ocasiones conviene volver al pasado para valorar aún más el presente. Hace 50 años y un día el FC Barcelona perdió su primera final de la Copa de Europa por un cúmulo de desgracias. Cuatro postes, un gol en propia puerta y hasta una jugada donde la pelota se paseó de palo a palo para salir escupida fuera. Fue la final de los malditos palos cuadrados, los que repelían la pelota y escatimaron la victoria del Barça.

El partido se jugó en el el Wankdorf Stadion de Berna el 31 de mayo de 1961. El Benfica terminó ganando 3 a 2 con más suerte que justicia.

0-1, Kocsis (Min.20)
1-1, Àguas (Min.30)
2-1, Ramallets (Min.32-pp)
3-1, Coluna (Min.55)
3-2, Czibor (Min.75)

El Barça afrontó el partido con dos bajas importantes: el gran capitán Segarra y Olivella. Enrique Orizaola alineó a Ramallets,Foncho,Gensana,Gràcia,Vergés,Garay,Kubala,Kocsis,Evaristo,Suárez y Czibor.



Ellos se merecieron la gloria. Las 4 Champions actuales también son suyas.

Saludos. VISCA L BARÇA!

(fotografía y vídeo propiedad de sus autores)

Si esta es tu primera visita, o no quieres perderte ninguna entrada, considera suscribirte al Feed RSS de este blog. Gracias por tu colaboración.

11 comentarios:

òscar dijo...

Segurament la final amb més mala sort de la història del Barça. Més gafats, molt més, que a la de Sevilla que també Déu ni do.

Jose Luis Rodríguez Beltrán dijo...

Eiiii espectacular me encata recordar aquel gran equipo que inició un camino que ahora ha llevado a ganar las 4 Copas de Europa... tan solo una cosa. Kocsos marcó el 1-0. Saludossss!!!

odiealex dijo...

Tambien la final de Sevilla fue bastante mala suerte.... En fin, parece que ahora tenemos un poco más de suerte, que también es necesaria.

Gabriela Miranda dijo...

Estas 4 Champions también van para ellos. Muy bien dicho Silvia

Saludos.

Bruno_1 dijo...

Buen repaso, saludos!

Sílvia dijo...

Hola
Efectivalemte, el primer gol lo marcó Sándor Kocsis. Así lo apunté desde el principio.
Por lo visto fue la final más desgraciada para el Barça. En Sevilla fue una moneda al aire y en Atenas no hubo color.
Saludos. ¡Hasta otra!

Josep Manel Laliga dijo...

La història s'escriu dia a dia, des del primer. Gràcies també a ells avui som on som i som qui som.

Matías Rodríguez dijo...

Silvia, que gran recuerdo de ese Barcelona de los hungaros. Un lujo la verdad. Un saludo y hacia mucho que no me pasaba. Un gusto volver a leerte un saludo desde Argentina.

isa dijo...

La primera final de Champions perdida..hay que echar mucho la mirada atrás para encontrarla. Hace 50 años, qué años son..viene bien recordar el pasado siempre se aprende ;)

Saludos

Continualabatalla dijo...

Las finales, para perderlas, hay que llegar a disputarlas.
El paso del tiempo da y quita suerte, unas veces en la propia final y otras veces en las eliminatorias previas.
Lo importante es la trayectoria de este magnífico Barça, jugando muchas finales y consiguiendo títulos.
Cuando se consigue un título, siempre es en memoria de todos los que se quedaron a las puertas.
Saludos.

Julián dijo...

Silvia: te visito por primera vez y te felicito por los datos que brindás de esa final.
Te mando un abrazo desde Argentina.